¿Cómo optimizar mi página mediante tests a/b?

0

Quizá te preguntes, ¿cómo puedes saber si un elemento de tu página funciona? o ¿por qué tu llamada a la acción no hace su función? ¿Existe alguna manera de saber cómo atraer más conversiones?

Pues sí, hay varias formas, pero hoy vamos a hablar de los tests a/b. Aunque también tenemos la opción de los heatmaps, de los cuales hablamos en un artículo anterior de este blog.

Los tests a/b consisten en crear y lanzar dos versiones de un mismo elemento o página y medir cuál funciona mejor. Este tipo de pruebas se suelen utilizar para optimizar una campaña de email marketing o mejorar la efectividad de una landing page.

1. ¿Cómo funcionan?

Cómo ya hemos dicho, consiste en desarrollar dos versiones del elemento que queremos comprobar (por ejemplo una llamada a la acción tal como un botón de suscripción a nuestra newsletter con dos diseños diferentes) y después utilizar las métricas para evaluar cuál ha funcionado mejor.

No tienes que preocuparte de que hacer muchas variaciones sea negativo, son cambios que mantendrán a tus usuarios conectados.

Algunos de los elementos que podemos testar con esta herramienta son:

  • Las palabras, colores, tamaños y ubicación de tus Call to Action’s.
  • Los titulares y cuerpos de la descripción de tus productos.
  • La extensión de un formulario y tipos de campos.
  • El layout o estructura visual de tu página web.
  • El modo de presentación del precio de tus productos u ofertas promocionales.
  • Las imágenes (ubicación, propósito, contenido y cantidad) de las landings y páginas de tu producto.
  • Cantidad de texto en una página web o un blog post.

2. Herramientas para realizar tus tests a/b.

Es la más sencilla y te permite también crear mapas de calor en tu web para comprobar el comportamiento de tus usuarios en cada visita y así ver qué versión ha conseguido el efecto esperado o más beneficioso para nuestro objetivo final.

Es una herramienta especializada en el seguimiento de usuarios, crear eventos personalizados, enviar notificaciones por email activadas por eventos, etc. Mixpanel nos permite rastrear las acciones con mucho detalle y da la opción de hacer consultas complejas sobre los datos recogidos en la web sin necesidad de una base de datos.

Al igual que Mixpanel, KISSmetrics se centra en las acciones de los usuarios, aunque se centra principalmente en el eCommerce.

Con esta herramienta se pueden crear tests a/b de forma sencilla sin tener que programar diferentes versiones de tu página. Puedes crear varias versiones rápidamente, analizar los resultados y acabar programando solamente la mejor de todas.

Ya sabemos que Google analytics te permite analizar cada detalle de tu web y conocer los comportamientos de tus usuarios que la visitan. Entraremos en más detalle sobre cómo usarlo para realizar comprobaciones o tests a/b con él a continuación.

3. ¿Cómo usar Google Analytics para realizar tests a/b?

Si en tu web ya tienes implementado el código de seguimiento de Google Analytics, solo tienes que elegir las páginas que van a ser testeadas, sin necesidad de introducir más códigos.

A partir de entonces, cuando un usuario entra en tu web original se le presentará una de las opciones, sin que él o ella sepa que se trata de un experimento. Si su navegador mantiene la cookie y vuelve a entrar se le volverá a mostrar la misma versión.

Tenemos que establecer las opciones del test. Los tests se pueden realizar sobre el porcentaje del tráfico que queramos, no hace falta que todo el tráfico sea parte del experimento.

Una vez que hayamos recogido suficiente información, Google Analytics ofrece resultados de las versiones que mejor han funcionado. Recuerda que si la web tiene un volumen reducido, requerirá más tiempo de testeo.

Si no sabes como utilizar Google Analytics, en este blog tenemos un tutorial para principiantes y otro más avanzado en el que lo explicamos brevemente:

Cómo empezar con Google Analytics

Algunos tips avanzados que no conocías de Google Analytics

Por último, conviene tener en cuenta unos principios básicos de la conversión:

1) Suprime pasos. Evita que tus usuarios tengan que dar muchos clics para convertir.

2) Simplifica al máximo.

3) Elimina cualquier elemento de fuga.

4) Si quieres que el usuario haga una acción determinada tienes que decírselo. Usa calls to action como “Compra ya” o “Suscríbete a nuestra newsletter”.

Como ves, no hay excusas para mejorar la tasa de conversión de tu página. Un simple testeo a/b, utilizar heatmaps o simplemente hacer uso de las analíticas de tu web te pueden ayudar a saber dónde fallas o dónde lo haces bien para potenciar o suprimir elementos y acciones.

cookieassistant.com