Curación de Contenidos: Qué es y cómo funciona

2

Localizar, filtrar, modificar y distribuir contenido de relevancia e interés real es cada vez una más ardua tarea en el mundo que vivimos los profesionales del marketing digital, a causa del volumen casi infinito de información que genera Internet.

Surge, por tanto, una nueva tendencia a la que etiquetamos “Curación de Contenidos” como si de una enfermedad o plaga se tratase esta invasión a la que nos vemos sometidos hoy en día. Seleccionar el contenido apropiado es, pues, una labor titánica si queremos que nuestro público obtenga el máximo beneficio y satisfacción. No consiste en compartir por compartir porque hoy no hemos publicado nada en nuestros canales online.

Aunque pueda parecerlo al estar fuertemente vinculado al marketing 2.0, no estamos hablando de un concepto en exceso reciente. El origen de la expresión procede de un artículo escrito en 2009 por Rohit Bhargava, popular gurú del marketing, en donde explica cómo debido al continuo crecimiento de la información en la red de redes, los sistemas automatizados de búsqueda tienen cada vez más difícil encontrar contenido de calidad siendo necesarios, por tanto, profesionales expertos en dar sentido a esa información que otros han creado los que se encarguen de encontrar, filtrar y compartir contenidos de calidad que sean relevantes para los usuarios.

Actualmente, y a pesar de formar parte del grupo de “profesiones invisibles”, es un perfil muy buscado y con gran proyección de cara a conseguir objetivos empresariales, institucionales y sociales.

¿Cómo funciona entonces la curación de contenidos?

La metodología para la curación de contenidos viene dividida en diferentes fases que, como el buen vino, mejoran con el tiempo. Y es que, si tu idea es trabajar la curación de contenidos carente de insistencia y continuidad, mejor no molestarse en empezar. Esto es una carrera de fondo.

Agencia-Visual-Curacion-Contenidos5Fase 1. Búsqueda: Como es lógico, debemos comenzar por encontrar aquella información que esté centrada en el tema principal sobre el que vamos a trabajar, mediante una búsqueda exhaustiva de la misma. Aunque tengamos un blog propio, no estamos en la obligación de compartir siempre contenido creado por nosotros. La autopromoción constante en Redes Sociales no está bien vista, por eso es tan importante esta primera fase que nos ayude ser un usuario activo de valor.

Agencia-Visual-Curacion-Contenidos1Fase 2. Filtrado: Una vez encontrada esa información, debemos analizar la que aporte mayor interés para nuestros seguidores y les remueva lo suficiente como para interactuar con nosotros aportando sus ideas o punto de vista en la comunidad online que estamos intentando crear. Se trata de facilitar un “embudo de información” donde solo las ideas más importantes serán finalmente compartidas.

Agencia-Visual-Curacion-Contenidos4Fase 3. Modificación: En este paso, después de filtrados los contenidos buscados, modificaremos aquellos que hayamos seleccionado. Y es que, si sólo trabajáramos los dos primeros pasos para saltar posteriormente a la fase 4, estaríamos haciendo en realidad la labor denominada “agregación de contenidos” (que, aunque se parece y es también usada por algunos medios, no posee el mismo nivel de efectividad).

Agencia-Visual-Curacion-Contenidos3Fase 4. Distribución: Seleccionados y modificados los contenidos que despiertan el interés de nuestra audiencia, llegará el momento de la distribución enfocada al resultado final, de forma inteligente y a través de aquellos canales de interés, para que las búsquedas relacionadas con el contenido en cuestión, sean efectivas y alcancen la audiencia seleccionada.

Agencia-Visual-Curacion-Contenidos2Fase 5. Evaluación: Tras este intenso proceso, resulta imprescindible evaluar los resultados. Igual que la finalizar una campaña de marketing estándar comprobamos su efectividad, el Content Curator analizará la repercusión de ese contenido compartido para actuar en concordancia a los resultados, conservando esa línea o modificándola hacia otro enfoque de mayor efectividad. Se pueden utilizar, en este último paso, herramientas externas o aquellas que ya vienen integradas a nivel individual en cada una de las Redes Sociales.

Resumiendo: La curación de contenidos de calidad la aporta el profesional que posee mentalidad crítica, trabaja diariamente de manera constante y, con un estilo propio y definido, logra optimizar la temática elegida sobre los intereses y necesidades de su público objetivo aportando valor separando el grano de la paja que inunda la red de redes.

La información relevante lo es hoy igual que lo seguirá siendo mañana.

cookieassistant.com