Heatmaps, ¿qué son y para qué sirven?

0

¿Sabéis dónde se centra la atención de los visitantes de vuestra página web? ¿No? Los heatmaps o mapas de calor son tus aliados en esta tarea.

Es fundamental una buena optimización de nuestra web, da igual que el propósito de esta sea una tienda online, una web de servicios o una landing page.

Los mapas de calor se utilizan para identificar los puntos de atención del usuario.

Se sabe que el ojo humano sigue unos patrones más o menos regulares de lectura cuando “lee” una web.

Gracias a estos “focos de atención” que conseguimos distinguir mediante los mapas de calor podremos saber dónde debemos colocar nuestras llamadas a la acción, elementos que queramos destacar o colocar espacios de publicidad.

El concepto del mapa de calor proviene de lo que se conoce como “eye tracking” en marketing. El eye tracking – según la web de – www.solucionesc2.com es una solución tecnológica que pretende extraer información del usuario analizando sus movimientos oculares.

1. ¿Qué es un mapa de calor?

Los heatmaps son gráficos que resaltan mediante colores las zonas de la web en las que más tiempo pasa el ratón o el puntero de los visitantes. Normalmente utilizan una jerarquía de dos polos: utilizan colores cálidos como el rojo, naranja y amarillo para mostrar zonas de interés y una gama de colores fríos como el azul o el verde para las zonas que no reciben atención.

Para que esta herramienta funcione como es debido necesitamos una muestra amplia para obtener unos resultados coherentes y útiles, es decir, rastrear nuestras visitas durante un periodo de tiempo amplio para que recoja una gran cantidad de comportamientos.

2. Objetivos del heatmap.

Normalmente podemos utilizar estos mapas de calor para muchos objetivos que resumiremos en tres:

  • Para analizar en qué sitios es más recomendable poner publicidad.

Con estas herramientas podemos saber dónde colocar la publicidad para que las personas que entren vean los banners que tenemos, pero no es recomendable que llenemos todos estos puntos de banners porque podríamos dar la sensación de que la web solo la forma la publicidad y agobiar al usuario, además de hacer que nuestro contenido pase desapercibido.

  • Para saber la visibilidad que tienen determinados elementos de la web.

Esto es muy útil cuando, por ejemplo, queremos llevar la atención a cierta sección de nuestra web como podría ser un nuevo servicio ofertado, un formulario que queremos que rellenen los usuarios, etc.

  • Para detectar los fallos que tiene nuestro diseño web.

Así podríamos detectar zonas donde la atención pasa mucho tiempo y no hemos aprovechado o sitios donde hay algún fallo de la página.

El ejemplo más típico de estos errores es utilizar una imagen que se lleva toda la atención cuando en realidad queremos que la atención se centre en un texto o un formulario. Para que esto no ocurra la imagen deben apuntar hacia los focos de atención que buscamos potenciar. Por ejemplo, si en la foto aparece una persona, lo mejor sería que sus brazos o mirada apuntaran hacia nuestro foco de atención (formulario, texto, etc.).

3. Tipos de mapas de calor.

  • Mapas de calor basados en clicks (Click Heatmaps): Como su propio nombre indica, son mapas de calor que registran las zonas donde se hace clic. Suele ser uno de los más utilizados. Con ellos obtenemos información sobre acciones concretas como los clics que recibe un enlace, un banner u otros elementos.
  • Mapas de calor basados en el movimiento del ratón (Mouse Movement Heatmap): Este tipo de mapa registra el movimiento que hacen los usuarios con el ratón. Los movimientos del ratón suelen alinearse con el de nuestros ojos, con lo cual podríamos llegar a la conclusión de que inconscientemente movemos el ratón hacia los focos de atención.
  • Mapas de scroll: Son útiles para las páginas largas, que desarrollan mucho scroll, para poder detectar hasta qué punto llega el usuario haciendo scroll y dónde se detiene.

4. Herramientas para realizar un mapa de calor.

Aunque la mayoría de las herramientas más efectivas son de pago, hay varias que son gratuitas:

  • Page Analytics (Google): se trata de una extensión de Google Analytics para Chrome donde podrás tener un mapa de calor basado en los clics de los usuarios.
  • SumoMe: es un plugin gratuito (aunque hay una opción de pago) para WordPress, sirve para realizar acciones de “growth hacking”. El trabajo de un growth hacker es analizar un producto, redefinir sus características para generar crecimiento y distribuirlo con canales y acciones que consiguen un alto número de leads. Esta opción tiene añadidos que te permiten saber hasta dónde hacen scroll tus visitantes o seguir el comportamiento del puntero de los mismos.
  • CrazyEgg: Es el más conocido, pero es de pago. Aún así te permiten probarlo de forma gratuita durante 30 días si te registras en su web.

Otras de estas herramientas, todas gratuitas, son: Attention Wizard, Click Density, Click Heat, Click Tale, Fuse Stats, phpMyVisites, Feng-GUI, Codamix Open Source Heatmap tool…

Como veis los mapas de calor son una herramienta muy útil para utilizar junto a otras de analítica web y poder optimizar correctamente tu página y aumentar tu tasa de conversión.

Más adelante hablaremos sobre otra herramienta para analizar la usabilidad de tu web y aumentar también esta tasa, los test A/B.

Si alguna vez has usado estas herramientas, cuéntanos tus resultados en los comentarios.

cookieassistant.com